Cómo limpiar una secadora de ropa

0
limpiar secadora de ropa

La función de la secadora de ropa es la de secar las prendas mojadas justo después de lavarlas. ¿Quién podría pensar que este electrodoméstico pueda acumular suciedad en su interior? Lo cierto es que no siempre le damos la limpieza y el mantenimiento necesario.

Sin embargo, los restos de pelusa, suciedad y humedad se van acumulando en el filtro, el tambor y el depósito de la secadora día tras día. Esto la convierte en el mayor caldo de cultivo para las bacterias y hongos, que sin darnos cuenta pasan directamente a la ropa limpia y recién secada.

¿Y tú, sueles limpiar y desinfectar la secadora de ropa por dentro correctamente? Las marcas de electrodomésticos como Whirlpool, Beko, Fagor, Bosch, AEG, LG, Samsung, Balay o Kenmore recomiendan hacer un mantenimiento periódico para prolongar la vida útil de la secadora.

Descubre a través de esta completa guía cómo limpiar una secadora de ropa sin dejarte ni un solo rincón olvidado. Toma nota de los trucos de limpieza más sencillos y efectivos, que solo te quitarán unos minutos de tu tiempo a la semana.

¿Cuándo limpiar una secadora de ropa?

Ya nos ha quedado clara la importancia de limpiar secadora por dentro para que siga funcionando como el primer día. Pero, ¿cada cuánto tiempo tenemos que hacerlo?

La frecuencia de limpieza de la secadora de ropa dependerá de muchos factores. El primero es la frecuencia de uso, ya que, cuando más la usemos en casa, más suciedad tenderá a acumular.

limpiar secadora de ropa

Según las recomendaciones de los fabricantes es que como mínimo hagas una revisión y limpieza del filtro de la secadora después de cada uso. Si además vives en un ambiente húmedo, o si notas que el depósito de agua comienza a fallar, tampoco está de más revisar al menos una vez por semana que no pierda líquido.

Para la limpieza del tambor de la secadora, así como del resto de piezas, bastará con dar un repaso a la semana o cuando hagas limpieza general. Una o dos veces al año es recomendable hacer una limpieza profunda, eliminando los restos de polvo y pelusa que se acumulan bajo la carcasa y en el interior del aparato.

Cómo limpiar la secadora paso a paso

Limpiar el depósito de agua de la secadora

A no ser que se trata de una secadora con sistema de evacuación directamente conectado a un desagüe, después de cada uso es imprescindible vaciar el depósito de agua.

Durante el secado de la ropa, el agua que esta contiene se evapora con el calor, produciendo vapor que se vuelve a condensar en el interior de un depósito. Este agua puede contener a veces resto de suciedad, por lo que es imprescindible hacer una limpieza de mantenimiento.

limpiar deposito agua secadora

Una vez que haya terminado el ciclo de secado, vacía la secadora retirando toda la ropa del tambor y procede a abrir el filtro. Quita el agua y dale un lavado con agua y jabón, para así retirar los restos que se van quedando pegados.

No te olvides de secar el depósito con un paño de algodón o con papel de cocina. Si tienes la oportunidad, déjalo abierto un par de horas para que se seque al aire, y así eliminar cualquier rastro de humedad que quede dentro.

Limpiar el sensor de humedad de la secadora

Los nuevos modelos de secadoras de ropa incluyen un sensor que detecta cuanta humedad tienen las prendas para ajustar mejor el ciclo de lavado. Si quieres que el sensor funcione correctamente día tras día, no te olvides de hacer un buen mantenimiento.

Para ello, limpia a menudo el sensor, cada semana o cada dos semanas según el uso que le des a la secadora. Evita que la humedad se vaya acumulando, y pueda interferir en su funcionamiento, o provocar la aparición de restos de cal o moho.

limpieza sensor humedad secadora

Abre la puerta de la secadora, y localizarás el sensor en la parta de abajo del marco de la puerta. Basta con que utilices una bayeta humedecida y bien escurrida para quitar los restos.

Termina por secar el sensor de la secadora con un paño de algodón seco y limpio, y deja la puerta de la secado abierta para que termine de secarse entre uso y uso.

Limpiar el filtro de la secadora

La función del filtro de la secadora es una de las más importantes. Esta pequeña pieza se encarga de retener los restos de pelusa y suciedad que tienen las prendas de ropa, evitando que pasen a los conductos interiores de la secadora y puedan obstruirlos.

Sin embargo, si las pelusas no se retiran del filtro con la frecuencia necesario, la actividad de secado se verá mermada, consumiendo más energía y acortando el tiempo de vida útil del electrodoméstico.

limpiar filtro secadora

Después de cada lavado, abre la puerta de la secadora, retira la ropa del tambor, y a continuación saca el filtro. Este se localiza en la parte inferior junto a la puerta, colocado en posición vertical. Basta con que tires hacia arriba ligeramente.

Retira las pelusas con la mano, y después pasa un aspirador o compresor de aire para que no queden restos entre los finos orificios de la malla. Si tiene mucha suciedad, aprovecha para fregarlo con agua y jabón, dejándolo secar por completo al aire libre antes de colocarlo en su sitio, tal y como indican en este vídeo:

Recuerda que nunca se debe usar la secadora sin colocar correctamente el filtro. En caso de que este se rompa, es imprescindible sustituirlo por uno nuevo que sea compatible con el modelo de electrodoméstico.

Revisar el condensador de la secadora

Los modelos antiguos de secadoras, y algunas secadoras de ropa baratas, tienen condensadores no extraíbles en los que es más difícil eliminar la suciedad acumulada. Si este es el caso de tu secadora de ropa, revísalo cada mes o cada dos meses para asegurarte.

Los condensadores extraíbles se pueden encontrar en la parte inferior de la secadora. Estos se pueden limpiar simplemente bajo el chorro de agua del grifo.

limpiar condensador de la lavadora

Si no lo puedes retirar, bastará con pasar la aspiradora una o dos veces al año, eliminando los restos de suciedad para aumentar la eficiencia del secado.

Puedes ver más detalles de la limpieza de una secadora con bomba de calor a través de este completo vídeo:

Limpiar el tambor de la secadora

Uno de los grandes olvidados en la limpieza de la secadora de ropa es el tambor. Al igual que ocurre con la lavadora, en el interior de este electrodoméstico se quedan adheridas las fibras de la ropa, la suciedad y la humedad, que favorece el crecimiento de gérmenes y hongos.

Para que las prendas salgan más limpias de la secadora después de secarlas, el tambor deberá estar impoluto. La técnica será similar a la que vimos en nuestro blog LimpiezaPedia para limpiar el tambor de la lavadora, con ciertos matices.

limpiar tambor de secadora

Prepara agua jabonosa poniendo en un barreño agua templada con un chorrito de jabón neutro. Humedece una bayeta y escurre bien antes de pasarla por el interior del tambor de la secadora. También puedes utilizar vinagre blanco si notas olor a humedad.

Con otro paño limpio retira los restos de jabón, y deja secar con la puerta abierta. Ya estará lista para seguir usándolo como de costumbre.

Limpiar el exterior de la secadora

Terminamos con la limpieza de la secadora de ropa dándole un repaso al exterior. La carcasa de la secadora es otra de las piezas que más se suele ensuciar en el día a día, siendo también de las más fáciles de limpiar.

Basta con utilizar una bayeta de microfibra, mojándola en agua jabonosa o un limpiador convencional para electrodomésticos. Pásala por toda la superficie, incidiendo en las manchas para dejarla reluciente.

usos del borrador magico don limpio

Comprar Borrador

Si hay alguna mancha complicada, utiliza el borrador mágico para eliminarla. Los roces y arañazos de la superficie salen muy fácilmente con este accesorio tan práctico.

¿Quieres descubrir otros muchos usos del borrador mágico? No te pierdas los consejos que te damos en LimpiezaPedia.

Termina secando con un paño de algodón, y ya verás como la secadora de ropa queda como nueva. Para electrodomésticos con acabado de acero inoxidable, un truco que siempre funciona es el limpiacristales para dejar la superficie brillante.

Limpieza profunda de la secadora

Una o dos veces al año, los fabricantes de secadoras recomiendan hacer una limpieza más profunda. Comienza desconectado el aparato de la corriente eléctrica, y separándolo de la pared para trabajar más cómodamente con acceso a la parte trasera.

Con la ayuda de un destornillador, abre la tapa de la secadora y retírala. Verás que en el interior se han acumulado muchos restos de polvo y pelusas. Ayúdate de una aspiradora a mínima potencia para retirarlo todo.

limpiar sensor humedad secadora bosch

Utiliza una bayeta húmeda para terminar por repasar pieza a pieza todo el interior de la secadora. No te olvides de limpiar el conducto de salida o la tubería de desagüe, según el modelo.

Vuelve a motar la tapa, asegurándote de que todas las piezas están en su sitio. Haciendo esta sencilla limpieza como mínimo una vez al año, tu secadora de ropa trabajará en las mejores condiciones, ahorrando mucho energía y alargando al vida útil al máximo.

¿Cómo hacer un buen mantenimiento de la secadora?

Además de una correcta limpieza, hay algunos trucos que puedes poner en práctica para evitar que esta se ensucie con frecuencia y eliminar el riesgo de estropearse. Mejora la eficiencia del secado haciendo un uso más adecuado de este magnífico electrodoméstico:

  • Comprueba en la etiqueta de cada prenda si admite secado en la secadora
  • Ajusta siempre el ciclo de secado según el tipo de prendas.
  • No introduzcas demasiada ropa en el tambor. Recuerda que debe haber cierta holgura para que las prendas se sequen correctamente.
  • Siempre que sea posible, utiliza un ciclo de lavado en la lavadora con centrifugado. Así la ropa saldrá con menos agua, y no tendrás que ponerla demasiado tiempo en la secadora.
  • Invierte en un electrodoméstico de alta eficiencia energética.
  • Ante cualquier posible avería, recurre a un profesional rápidamente.
  • Realiza un buen mantenimiento y limpieza de tu secadora para que funcione como el primer día durante más tiempo.

Aprovecha todas las ventajas de tener una secadora de ropa en casa, cuidándola con mimo para que funcione a pleno rendimiento. ¡Tu ropa te lo agradecerá! Y recuerda, si deseas leer más artículos parecidos a cómo limpiar una secadora de ropa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Secadora de ropa Baño.

[Total:1    Promedio:5/5]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here